Balance de otro año de fútbol violento

Se encontraron casualmente el 7 de febrero de 2003, a las 14.20, en el Arco del Desaguadero, en Mendoza. Ese día, River y Boca jugaban un superclásico de verano preparatorio para el Torneo Clausura que empezaría pocos días después. La barra de River llegó primera al lugar y se detuvo en un pequeño supermercado a esperar a algunos micros con hinchas que venían retrasados. En ese momento, llegó la barra de Boca, que también viajaba a presenciar el partido. Los xeneizes también decidieron esperar a algunos compañeros. Las versiones de los hechos son disímiles, pero coinciden en que Rafael Di Zeo, capo de la hinchada de Boca, y Adrián Rousseau y Alan Schlenker, líderes del grupo de River, estuvieron a punto de trenzarse en una palea mano a mano. Sería allí, en el medio de una ruta argentina, cara a cara, franqueados por sus seguidores. Pero alguno de los barras no quiso y el duelo quedó para otra oportunidad. La historia de aquel encuentro aparece en el libro “La Doce”, del periodista Gustavo Grabia.

A casi siete años de aquellos hechos, la vida de Di Zeo, Schlenker y Rousseau ha cambiado. El hincha de Boca pasa sus días en prisión desde marzo de 2007, purgando una condena de cuatro años y tres meses por atacar a los hinchas de Chacarita en marzo de 1999. En estas horas, un juez decidirá si lo autoriza a salir transitoriamente. Schlenker también pasó buena parte de este año que termina tras las rejas. Alan y su hermano William están acusados de homicidio premeditado por la muerte del hincha de River Gonzalo Acro en agosto de 2007. En noviembre pasado, los hermanos Schlenker pagaron una caución de 150 mil pesos y recuperaron su libertad. Así esperarán el juicio por la muerte de Acro, que probablemente se lleve a cabo en el segundo semestre del año próximo. Rousseau, su antiguo ladero al mando de la barra, intenta hoy recuperar protagonismo al interior de la hinchada, tras haber apoyado en las últimas elecciones al nuevo presidente de River Daniel Passarella.

El antropólogo José Garriga Zucal escribió en un artículo reciente: “Las leyes persiguen la violencia en el fútbol -sólo un tipo de violencia en el fútbol, la de las barras bravas- y logran que muchos de esos violentos sean detenidos, pero no pueden cambiar los valores legítimos que tiene la violencia entre sus actores. Las formas culturales que sustentan la violencia en el fútbol no pierden su legitimidad por ser ilegales. Para ejemplificar, no podemos dejar de mencionar que la cúpula de la ´barra brava´ de River y de Boca están presos (parece que las leyes funcionan), pero no se puede lograr que otras doscientas personas quieran ocupar el lugar vacante de esos líderes”. Trabajar en la prevención de delitos, algo que las autoridades no han hecho aún con mucho empeño, y capacitar a los policías que custodian los espectáculos deportivos pueden ser medidas interesantes para avanzar en la lucha contra la violencia en los estadios.

Mientras las noticias sobre el fútbol argentino muchas veces se desplazan a las páginas policiales y judiciales de los diarios, la violencia del fútbol local se cobró 8 víctimas fatales a lo largo de 2009. La particularidad de estos casos es que al menos 6 de ellos tenían al momento de su muerte, o habían tenido en tiempos pasados, un importante protagonismo en la barra de sus equipos y fueron asesinados por simpatizantes de su mismo club. Varios de los hinchas fueron atacados incluso en días que no había partido y en plena calle. Los negocios que manejan las barras bravas en la Argentina y el dinero que generan a diario han tenido como consecuencia un aumento considerable de los enfrentamientos internos de las hinchadas, donde distintos grupos buscan sacar una porción mayor de dinero. Un interesante informe de Salvemos al fútbol demuestra como estos tipos de enfrentamientos seguidos de muerte no tenían lugar hace 25 años, donde los hinchas se peleaban contra colegas que seguían a otros equipos. Hoy, la lucha entre simpatizantes de un mismo equipo es la principal causa de muerte en el fútbol argentino.

“Se da –agrega Garriga Zucal- un desplazamiento sumamente peligroso: se reduce la violencia en el fútbol sólo sobre las acciones de las denominadas ´barras bravas´. Parece que los únicos que tienen acciones violentas en el fútbol son estos grupos organizados de hinchas”. Violencia también son los insultos de los hinchas, las avalanchas, los escupitajos, los golpes de los policías, las amenazas, las apretadas a jugadores y técnicos, los cánticos agraviantes, todo eso que sucede dentro y fuera del estadios, en días de partidos y en días que no los hay. Sin embargo, la violencia aparece en primer plano en los medios masivos cuando se produce una muerte, pero como goteo se suceden enfrentamientos entre hinchas de un mismo equipo, de clubes rivales, con la policía, cerca y lejos de las canchas. Son hechos que no dejan muertos, a veces ni siquiera detenidos, pero que están ahí, incrustados en el presente del fútbol argentino. Mientras tanto, las autoridades persiguen, encarcelan, o al menos lo intentan, pero no trabajan para cambiar los valores imperantes, que legitiman la violencia que aparece al por mayor cada vez que se juega un partido. Así, dentro de 12 meses podremos seguir describiendo el mismo panorama.

Bielsa ya es estadio

Desde el martes pasado, el estadio de Newell´s Old Boys de Rosario lleva el nombre de Marcelo Bielsa. Quizás sea demasiado homenaje para un hombre parco, medido, que pocas veces acepta reconocimientos públicos. De hecho, poco tiempo antes Bielsa había desechado un nombramiento como ciudadano ilustre de Rosario. Pero probablemente el corazón rojinegro del técnico de la selección chilena haya podido más que sus ganas de pasar inadvertido. “La dimensión del reconocimiento excede la posibilidad de retribuirlo. Esto es muy importante, no hay modo de estar a la altura” dijo Bielsa en la conferencia de prensa previa. Los casi 40.000 hinchas de Newell´s presentes en el estadio que hoy lleva su nombre devolvieron el gesto cantando: "Que de la mano del Loco Bielsa, todos la vuelta vamos a dar".

Tamaña idolatría de la hinchada rosarina hacia Bielsa resulta cuanto menos curiosa para el breve paso que el ex técnico de la selección argentina tuvo como entrenador del club. Con pocos partidos disputados como jugador en la década del ´70, se incorporó luego como entrenador a las inferiores, para llegar a dirigir la primera de Newell´s por dos años, entre 1990 y 1992. Allí consiguió dos títulos: el campeonato 1990/91 y el Torneo Clausura 1992. Ese año también llegó a la final de la Copa Libertadores, donde cayó ante San Pablo. Sin embargo, probablemente sean algunos gestos simbólicos los que sellaron el amor definitivo de los hinchas. El grito de "Esto es Newell´s, esto es Newell´s, vamos Newell´s carajo" en el estadio de Ferro tras la obtención del campeonato del ´92 y la reciente frase pronunciada en una conferencia de prensa en Chile (“Es imposible que llegue a querer una camiseta más que la de Newell´s") sean algunas de las causas que determinaron que tanto sentimiento de gratitud se materialice en el nombre del estadio. El Coloso del Parque llevará su nombre para siempre.

"Esto me produce un sentimiento de gratitud que no voy a olvidar nunca. Las sensaciones son irrepetibles. Imposibles de reproducirlas. Este reconocimiento es injusto y desmedido. Pero me voy a someter a este momento con placer y felicidad" afirmó Bielsa poco antes de la fiesta del martes último, donde además la tribuna de la vieja visera se rebautizó con el nombre de Gerardo Martino, otro ídolo del club, actual técnico de la Selección de Paraguay.

Bielsa tuvo el reconocimiento del club de sus amores como cierre de un año brillante, que lo tuvo como máximo responsable de la clasificación de Chile al Mundial de Sudáfrica 2010. Desde que llegó al país trasandino hace poco más de dos años, el técnico intentó transmitir su mentalidad ganadora a los futbolistas, en medio de una selección que venía de una floja performance en la Copa América de 2007. Además de la dura derrota por 6 a 1 ante Brasil en cuartos de final, el paso del equipo chileno por Venezuela había incluido la pelea de varios futbolistas con personal de un hotel tras una salida nocturna.

Bielsa apostó en Chile a un trabajo a largo plazo. Dirigió personalmente a la Selección Sub – 23 en el Torneo Esperanzas de Toulon en 2008, donde perdió la final ante Italia. De allí tomó a algunos jugadores como Medel y Orellana, a quienes sumó a la Selección mayor. La presencia de Bielsa coincidió con una buena camada de jóvenes futbolistas chilenos, quienes habían conseguido el tercer puerto en el Mundial Sub – 20 de Canadá en 2007. Juveniles como Isla, Vidal y Alexis Sánchez se acoplaron a otros de mediana edad como Ponce, Suazo, Valdivia y Matías Fernández, de quienes Bielsa supo potenciar sus posibilidades al máximo. Entre todos lograron clasificar a Chile a una Copa del Mundo después de 12 años, con alto nivel de juego. La selección chilena terminó las eliminatorias en el 2° puesto, a sólo un punto de Brasil, y obtuvo la clasificación una fecha antes del final.

“Bielsa es la piedra angular del futuro del fútbol chileno. No es solamente un entrenador, sino también el impulsor de todos los cambios que queremos en la cultura deportiva", afirmó Harold Mayne-Nicholls, el Presidente de la Federación. Su influencia trasciende largamente el ámbito deportivo. En septiembre de 2008, la revista Qué Pasa lo distinguió como el extranjero más influyente en la sociedad chilena. La presidente del país, Michelle Bachelet, lo visitó en el entrenamiento tras la clasificación al Mundial. Todos los candidatos a presidente de Chile que compitieron en las elecciones del pasado 13 de diciembre elogiaron su trabajo públicamente, tomándolo como modelo para gestionar el país. La propia presidente argentina, Cristina Kirchner, se refirió él en su reciente visita a Santiago con muchos elogios.

"Prefiero la discreción al exhibicionismo, la sobriedad a la arrogancia, el convencimiento a la duda, aunque respeto al que duda. Y la generosidad al egoísmo” dijo Bielsa hace poco en una de las tantas conferencias que dio en las universidades chilenas. En ese tipo de frases se reflejan los valores de este jugador del montón, que como técnico pudo desplegar sus virtudes y conocimientos, aun en las victorias como en las derrotas. Porque, personajes como Bielsa, ya están más allá de ese tipo de cosas.

Argentina cayó ante la Catalunya de Cruyff

Con una derrota despidió el 2009 la Selección Argentina de Diego Maradona. El combinado de Catalunya fue más efectivo en las áreas y se llevó una victoria por 4 a 2 en el amistoso disputado en el estadio Camp Nou de Barcelona. Argentina dispuso de varias situaciones de gol claras para marcar, pero sólo anotó dos tantos, algo exiguo para la cantidad de veces que llegó al arco rival. En el segundo tiempo, los catalanes fueron superiores y justificaron la ventaja.

En la previa, las mayores luces del amistoso parecían estar centradas de la línea de cal para fuera. En el equipo local, debutaba como técnico una gloria del fútbol mundial como Johan Cruyff, que volvía a sentarse en un banco de suplentes 13 años después de haber sido multicampeón con el Barcelona. En la platea, se ubicaría el entrenador argentino Diego Maradona, suspendido por la FIFA luego de sus exabruptos ante los periodistas. En el aeropuerto local de El Prat estaría a la hora del partido Lionel Messi, desafectado por su técnico pocas horas antes luego de ser campeón mundial de clubes el último sábado y de recibir el premio de la FIFA como mejor jugador del mundo ayer. En ese contexto, la mayor atracción podría ser cómo los 6 jugadores del súper campeón Barcelona encajaban en un equipo dirigido por Cruyff.

En el comienzo, Catalunya presionó a la Argentina cerca de su área e intentó hacer circular el balón con velocidad. Se sucedieron las situaciones de gol para los locales mientras Argentina intentaba aguantar cerca de su arco y salir de contraataque. A los 44 minutos llegó la apertura del tanteador para los catalanes tras un cabezazo de Sergio García ante la floja salida del arquero Pozo. En ese primer tiempo, se vio a las claras a qué juega el equipo argentino hoy. Los dirigidos por Diego Maradona eligen un planteo con dos líneas de cuatro futbolistas, que se paran cerca de su área e intentan salir rápido de contraataque aprovechando los espacios que deja el rival. Esa estrategia tuvo resultados positivos en este ciclo, como ante Francia y Uruguay, aunque en otros partidos como ante Paraguay y España el nivel de juego no fue el mejor. Argentina sale a atacar cuando las condiciones se lo imponen, esto es, de local y en general ante equipos inferiores, como Venezuela, Colombia y Perú. Cuando el rival presenta cierta jerarquía, el equipo se repliega en su propio campo y apuesta a la velocidad de sus atacantes.

Aun así, en el primer tiempo Argentina mostró por momentos cierto control de pelota en la mitad de la cancha y llegó en varias ocasiones al arco contrario. Pastore, Lavezzi, Higuaín y Di María desperdiciaron varias ocasiones, algunas claras, para marcar. Al final de la primera parte, la victoria catalana sonaba injusta. En el segundo tiempo, el partido se abrió y los dos equipos dispusieron de más situaciones de gol. Catalunya anotó tres veces de la mano de Bojan, Sergio y Moisés Hurtado, y Argentina descontó de la mano de Pastore y Di María. El partido se volvió atractivo por las llegadas, dejando en claro que se trataba de un amistoso que servía más como una celebración de la cultura catalana que para obtener grandes conclusiones deportivas.

En suma, es para celebrar que un grande de la historia del fútbol como Johan Cruyff haya vuelto a sentarse en un banco de suplentes, aunque más no sea para dirigir a un equipo que disputa escasos partidos amistosos a lo largo del año. Del lado argentino, queda la preocupación de haber mostrado un pobre nivel de juego, esta vez ante un equipo de segundo orden. A diferencia de la mayoría de los encuentros, Argentina no mostró solidez en defensa, aunque sí tuvo presencia en el área contraria con llegadas claras. Esta vez los atacantes no tuvieron puntería. Será cuestión de seguir trabajando y de apostar todo a los famosos 30 días previos a la Copa del Mundo para que allí aparezca el equipo en su mejor nivel.

Habla Messi

Fragmento del reportaje a Lionel Messi aparecido hoy en el diario español El País:

"P. Visto ahora, con la perspectiva del tiempo, ¿compensa dar el paso que usted dio en su momento o cree que si hubiera seguido en Argentina...?

R. No lo sé, el caso es que se dio así porque vine. No me arrepiento de lo que hice y de lo que pasé, pero tampoco tenía dudas entonces. Era mi decisión, nadie me obligó a tomarla. Mis papás me dijeron: "¿Qué querés?" Quería estar donde estaba, quedarme en Barcelona porque sabía que ésa era mi oportunidad de ser futbolista. Lloré, porque añoré muchas cosas de Argentina, porque me sentí solo sin los hermanos y mi madre. Lo más jodido era eso. Sobre todo, echaba de menos a Matías, que era el más cercano a mí. Rodrigo es mayor, es un personaje. Tal vez porque no les tuve cerca les quiero con locura, a ellos, a mi hermanita...

P. ¿Qué tienen Xavi e Iniesta que les hace ser tan especiales?

R. No sé, la visión, la facilidad que tienen para jugar. Lo hacen todo muy fácil. Uno les ve y se pregunta cómo son capaces de hacer tan fáciles cosas tan difíciles. Es impresionante. ¿Y cuando te encara Andrés? A ver quién le quita la pelota.

P. Perdone, pero que eso lo diga usted...

R. Es que yo no tengo la sensación de que lo que yo hago sea complicado. Para mí es muy natural, siempre jugué así. Si mirás las imágenes que hay grabadas cuando era chiquito, ya hago movimientos parecidos. Por eso me parece tan difícil lo que hacen ellos, porque yo no soy capaz...

P. Lleva 10 años en Barcelona y no le cambió el acento. ¿Por qué?

R. No sé, soy argentino, hablo así. Siempre hablé como argentino porque soy argentino.

P. ¿Y por qué en Argentina no se le considera uno de los suyos?

R. No sé. Tal vez como nunca jugué en la Primera de ningún equipo, o será porque no me vieron crecer... Quizá eso me ha perjudicado y sientan que soy mas de acá que de allá.

P. ¿Le molesta?

R. Me da bronca que digan que no siento la albiceleste. Nada me da más joda que me digan que no soy argentino. ¡Qué sabrán de mis sentimientos! La vida me llevó a Barcelona. De chico sólo soñé con jugar en Primera en Argentina, en ponerme la albiceleste, nada me da más ilusión. Pienso como argentino y vivo en Cataluña, pero me siento muy argentino. Para uno es difícil hablar de los sentimientos, así que, ¿cómo van a venir a decirme qué siento? No me importa que me digan el catalán, pero me da bronca que piensen que no soy argentino".

Messi recibió hoy el premio FIFA Wolrd Player al mejor jugador del mundo del 2009 y se convirtió así en el primer futbolista argentino que lo consigue. Esta distinción se suma a todas las que ya recibió este año: goleador de la Liga de Campeones, Trofeo EFE al mejor jugador iberoamericano, Trofeo Champions Número 1 al mejor jugador de la Liga de Campeones, Delantero del año de la UEFA, Jugador del año de la UEFA, Mejor Delantero de la Liga Española, Trofeo Alfredo Di Stéfano al mejor jugador de la Liga, premio Don Balón al mejor futbolista extranjero en España, el premio Onze d'Or, el Balón de Oro, el Balón de Oro de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA y el Premio Toyota al Mejor jugador de la Final. Además, consiguió 6 títulos con el Barcelona.

"El Barça tiene entre un 60% y un 65% la posesión del balón y Messi lo toca mucho. Argentina se queda en el 50% y toca menos. El Barça, además, lo roba adelante. Si lo robaran atrás, tardaría más en llegarle la pelota y podría perderla" dijo hoy el entrenador de la Selección de Cataluña Johan Cruyff para explicar por qué Messi no juega en la Selección Argentina como lo hace en su club.

La nota completa de El País acá.

El pecho de Messi puso al Barcelona en lo más alto

Fue Lionel Messi otra vez el héroe del Barcelona, el que puso a los catalanes en lo más alto del fútbol mundial. El rosarino se puso el traje de Número 9, pisó el área y le puso el pecho a centro cruzado de Dani Alves para sellar el 2 a 1 definitivo, que dio al Barça el Campeonato Mundial de Clubes en Abu Dhabi. Como en la final de la Champions League ante Manchester United, como en la semifinal de este torneo ante el Atlante, Messi otra vez marcó un gol decisivo para su equipo, demostrando que al menos allí suele anotarse en los partidos decisivos. El Barça ahora es de hecho el mejor equipo del mundo.

La final del Mundial de Clubes entre Estudiantes y el equipo de Guardiola mostraba en la previa un duelo entre dos equipos liderados por argentinos: Verón y Messi, respectivamente. No es poco decir para un fútbol como el argentino, que desde 1995 a esta parte ve emigrar en masa a sus mejores valores y que este año obtuvo pobres resultados a nivel selecciones, desde la Sub – 15, pasando por la Sub – 17, la Sub- 20 y la mayor, dirigida por Diego Maradona. Pero lo cierto es que antes del comienzo del encuentro, las diferencias entre los dos conjuntos eran nítidamente favorables al Barcelona, que contaba en su once inicial a varios de los mejores jugadores del mundo, entre ellos el propio Messi, Xavi, Ibrahimovic y Henry, además del esta vez ausente Iniesta. Más allá de su líder Verón, Estudiantes puede presumir de contar con buenos futbolistas en su plantel pero lejos están ellos de pertenecer a la elite del fútbol mundial.

Lo cierto es que en la primera parte esa diferencia entre la calidad de los jugadores de uno y otro no se notó en el desarrollo del encuentro. Estudiantes pudo controlar al Barcelona en el centro del campo y, si bien los catalanes tenían más tiempo la pelota, las llegadas se repartieron en forma pareja entre los dos equipos. Estudiantes inquietó en el comienzo con un pase de Verón a Enzo Pérez que cortó bien el arquero Valdés y más tarde con un tiro del mismo Verón desde afuera del área que se fue cerca. Los catalanes llegaron de la mano de Xavi, quien pisó el área rival con peligro dos veces en la primera mitad. La ventaja del pincha llegó a los 36 minutos, cuando Benítez lanzó un centro al área que Boselli conectó de cabeza entre los dos centrales rivales. La pelota entró cerca del palo, ante el inútil esfuerzo del arquero.

Si en el primer tiempo el partido había sido parejo, en la segunda parte los roles quedaron definidos desde el comienzo. Estudiantes se replegó en su campo, y por momentos en su área, para defender la ventaja conseguida. Barcelona se hizo del campo y del balón, por lo que el partido se volvió casi undireccional, con los españoles atacando y los argentinos defendiendo. Sin embargo, el Barça pareció por momentos un equipo bastante vulgar, con el centro como casi único recurso para generar peligro sobre el arco defendido por Albil. Aún así, Ibrahimovich, Henry, Messi y el ingresado Pedro tuvieron chances de marcar. A falta de un minuto para el final, tras una habilitación de Piqué, Pedro conectó de cabeza y anotó el 1 a 1. Estudiantes estuvo a pocos minutos de la gloria, pero el repliegue del equipo en la segunda parte tan cerca de su arquero le terminó costando caro. Ya en tiempo suplementario, los catalanes salieron decididos a ganar el partido, ante un equipo argentino que ya no podía o no sabía cómo cambiar el trámite del partido, que lo había colocado en situación defensiva casi permanente, sin poder acceder a la posesión de la pelota y mucho menos a crear peligro en el arco contrario. Messi e Ibrahimovich dispusieron de situaciones de gol desde el comienzo del tiempo agregado y fue el propio rosarino quien de pecho selló el 2 a 1 definitivo a falta de 10 minutos para el final.

El resultado fue un justo premio para el Barcelona, que si bien no jugó un fútbol de gran nivel fue más que su rival, creó más jugadas de peligro y contó con la suerte necesaria para alcanzar la ventaja a poco del final. La final del Mundial de Clubes mostró en los hechos lo que todo el mundo del fútbol ya sabía: el Barcelona es el mejor equipo del mundo. Ahora, dispone de un trofeo que lo atestigua. Los catalanes se quedaron con los 6 torneos que disputó en este 2009, entre ellos la Liga Española y la Champions League. Además, lo hicieron con un fútbol de altísimo vuelo, demostrando que se trata de un equipo destinado a marcar una época.

“Equipo difícil, que marca, defiende, obstruye y asfixia el partido en toda la cancha. Así volvieron a jugar los planteles, poniendo de manifiesto otra vez todos esos atributos, exhibiendo toda la línea de esos valores, que no serán muy diáfanos en función del fútbol puro, pero que son contundentes en función de resultados. Porque lo notable de este Estudiantes es la humildad de sus hombres para exteriorizar e imponer sus convicciones en el campo” decía la revista “El Gráfico” del 21 de junio de 1967, en referencia al Estudiantes de La Plata multicampeón de aquel tiempo, dirigido por Osvaldo Zubeldía. El equipo platense a lo largo de su historia ha hecho un culto de la eficacia a la hora de conseguir resultados futbolísticos. Pero en estos días de derrota, sus hinchas no deben olvidar la entrega y el fútbol de este plantel que supo consagrarse en el Torneo Apertura 2006, que fue finalista de la Copa Sudamericana 2008, que fue campeón de la Copa Libertadores de este año y que se quedó a pocos minutos de convertirse en el mejor equipo del mundo. Porque el fútbol no sólo es una placa de números donde sólo uno gana, también es arte, emoción, entrega, toque, gambeta, garra, sudor, sufrimiento y mucho más. Todo eso y muchas otras cosas tiene este equipo de Estudiantes, que aunque esta vez haya sido segundo, igual quedará para la historia.

Gimnasia (LP) y los despidos compulsivos

“El entrenador murió, calladito la boca, cuando el juego dejó de ser juego y el fútbol profesional necesitó una tecnocracia del orden. Entonces nació el director técnico, con la misión de evitar la improvisación, controlar la libertad y elevar al máximo el rendimiento de los jugadores” dice Eduardo Galeano en su libro “El fútbol a sol y a sombra”. Pablo Fernández ni siquiera tuvo tiempo de ordenar el plantel de Gimnasia (LP) ya que duró sólo 15 días en su cargo. Perdió los tres partidos que disputó y la dirigencia del Lobo platense decidió despedirlo de su cargo hace dos días. “Gimnasia necesitaba una mano, yo tenía confianza; no pudimos sacar buenos resultados y me echaron sin saber lo que yo podía dar", dijo Fernández tras ser cesanteado. Gimnasia, un club con un déficit operativo mensual de más de un millón de pesos, deberá pagarle el año entero de contrato. No es la mejor forma de tratar un ídolo del club.

Del 2004 hasta hoy, 6 técnicos pasaron por el banco del equipo de La Plata. Salvo los casos de Pedro Troglio, que estuvo dos años en su cargo, y el de Leonardo Madelón, que permaneció en el banco por 14 meses, los otros tres entrenadores no llegaron al año de contrato. Carlos Ischia y Julio César Falcioni duraron 8 meses cada uno y el colombiano Francisco Maturana sólo 4. La particularidad del caso fue que el Troglio, como Fernández, también perdió los primeros tres partidos que disputó como DT de Gimnasia (ante Independiente, Vélez y Rosario Central), allá por abril de 2005 En aquel momento, los dirigentes tuvieron más espaldas para bancar al técnico y el campeonato siguiente el equipo terminó segundo. A modo de homenaje, en junio de 2006, el club retiró la camiseta número 21, esa que Troglio utilizaba cuando vestía los colores de Gimnasia.

El mismo Madelón debió abandonar su cargo en el Lobo en este mismo torneo. Tras tomar al equipo en una situación comprometida por su bajo promedio de descenso, el entrenador sumó 55 puntos a lo largo de la temporada 2008/09 y dejó al equipo en primera tras una promoción para el infarto ante Atlético de Rafaela, con un triunfo agónico por 3 a 0 en el partido de vuelta. Pero la floja campaña del equipo en el Torneo Apertura lo alejaron de su cargo en la fecha 16, tras la derrota ante Argentinos. Hoy, Gimnasia está en zona de descenso directo. Perdió los últimos cinco partidos que jugó y necesitará sumar muchos puntos en el próximo campeonato para no perder la categoría.

En el campeonato argentino que acaba de finalizar, 9 equipos cambiaron de técnico a lo largo de 19 fechas. Gimnasia es un caso particular porque modificó su entrenador dos veces. Otro caso extraño es el del Héctor Rivoira, quien renunció a la dirección técnica de Atlético Tucumán en la fecha 12 y en la 17 asumió como responsable de Huracán. El mismo Huracán que no pudo sostener en su cargo Ángel Cappa, principal responsable de la brillante campaña del torneo anterior, que abandonó su cargo en la jornada 15. En La Plata se dio otro caso extraño a comienzos de este año, cuando Leonardo Astrada dejó de ser el técnico de Estudiantes en marzo y fue reemplazado por Alejandro Sabella, quien completaría el semestre consagrando al pincha como campeón de América. O sea que el máximo trofeo continental tuvo como responsables a dos entrenadores. Sabella y Estudiantes afrontarán mañana la final del Mundial de Clubes ante el Barcelona.

Sin embargo, el paso de Fernández en Gimnasia no fue tan breve como el Abel Balbo por el Treviso de Italia en febrero de 2009. Balbo fue presentado como técnico del equipo del ascenso italiano, pero los jugadores se negaron a entrenarse porque apoyaban a Luca Gotti, el técnico despedido, por lo que el argentino renunció inmediatamente. “Fui técnico por unos minutos” declaró después.

“El entrenador decía: - Vamos a jugar. El técnico dice: - Vamos a trabajar” también escribe Galeano. El trabajo del técnico se ha vuelto más importante en los últimos tiempos, dijo Cappa ayer en TyC Sports, porque muchos de los futbolistas que llegan a jugar en primera tienen deficiencias técnicas que deben corregirse. Esa situación, afirmó Cappa, antes no era tan común.

El cargo de entrenador en la Argentina se ha vuelto pasatista. Los técnicos llegan a los clubes con la obligación de conseguir resultados inmediatos ante las urgencias de los dirigentes y los hinchas, que desde el costado exigen máximo rendimiento en el menor tiempo posible. El presidente de Gimnasia, Walter Gisande, supuestamente echó a Fernández porque no soportaba la presión de los hinchas. La diferencia es que Gisande no solo es hincha sino también es dirigente, por lo que no debe actuar bajo esa lógica. Los directivos de Gimnasia, y todos los del fútbol argentino que despiden entrenadores en forma compulsiva, deberían ser responsables por las decisiones que toman y sostenerlas en los hechos, porque para eso fueron elegidos, para decidir. Porque si uno sabe que si pierde tres partidos debe irse, no se puede trabajar.

La joyita de Ángel Di María



Con el gol del ex Rosario Central, el Benfica de Portugal le ganó 2 a 1 al AEK de Atenas y terminó como líder del Grupo 1 de la Europa League.

El Pecado del Tigre

Extracto de la columna del periodista John Carlin aparecida este domingo en el diario español El País:

"Tiger Woods tomó la decisión a comienzos de su brillante carrera deportiva de que presentaría una imagen pública de impecable normalidad norteamericana. De descendencia camboyana y afroamericana su comportamiento fue tal, hasta hace muy poco, que hubiera sido recibido con los brazos abiertos por los párrocos de aquellas primeras iglesitas fundadas a comienzos del siglo XVII en el noreste del continente americano. Tieso, solemne, medido, fiel como pocos a la ética del trabajo protestante, también poseía - y posee - un enorme talento, lo que le convirtió en la imagen soñada para las grandes empresas (Nike, American Express, General Motors) que hacían cola a las puertas de sus agentes y le ofrecían cheques en blanco para que patrocinara sus productos.

Y así fue que se convirtió en el deportista más rico de la historia. Pero como se ha visto en las últimas dos semanas, todo fue mentira. Casado con una bella mujer que le ha dado dos preciosos hijos, Woods ha resultado ser un fornicador en serie. Los antiguos puritanos llegados en el barco Mayflower a las costas de lo que hoy es Massachussets en 1620, escandalizados por la dimensión de su hipocresía, le hubieran quemado en la hoguera. Metafóricamente, algo parecido es lo que le están haciendo sus compatriotas hoy.

El error, obviamente, fue dar rienda suelta a sus impulsos sultanescos. Pero el pecado original fue aquella decisión "contra natura", tomada cuando comenzó su carrera hace unos 13 años, de someterse plenamente a la tiranía de la normalidad. Si hubiera sido más honesto, si hubiera tomado como ejemplos a grandes figuras del deporte como George Best o Ronaldinho, su cuenta bancaria no sería tan grande, pero se hubiera evitado la colosal vergüenza que sufre hoy, ridiculizado cada día por los medios de su país y del resto del mundo, estigmatizado como la gran figura fraudulenta de nuestros tiempos".

La nota completa acá

Arantxa a pagar

El Tribunal Supremo español ha desestimado el recurso de la tenista Arantxa Sánchez Vicario contra la sentencia de la Audiencia Nacional, que en 2003 la condenó a pagar 3,5 millones de euros en concepto de impuestos, al considerar que la deportista tenía fijada su residencia en España y no en Andorra.

En febrero de 2001, el Tribunal Económico Administrativo Central dictaminó que Sánchez Vicario debía pagar dicha cantidad en concepto de cuotas por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) correspondientes a los ejercicios de 1989 a 1993, confirmando así la decisión del Tribunal Económico Administrativo Regional de Cataluña. La tenista recurrió ante la Audiencia Nacional, alegando que su residencia estaba en Andorra y no en España.

La sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo del alto tribunal explica que Sánchez Vicario "confunde los conceptos de residencia y domicilio -entendido éste último como el lugar en que alguien ejerce sus derechos y cumple sus obligaciones-". El Tribunal argumenta que el concepto de residencia exige un "elemento espiritual", que sería la intención de residir en un lugar determinado, pero también es necesario un elemento material, es decir, "la residencia efectiva", cosa que Arantxa no pudo demostar en la justicia. Parece que Andorra es un buen lugar en materia impositiva, pero no tanto para vivir.

Banfield Campeón

La gloria le fue esquiva a Banfield por primera vez allá en 1951, cuando empató en el primer puesto de la tabla con Racing. Pese a que tenían mejor deferencia de gol, los del sur debieron jugar dos partidos frente a La Academia en la cancha de San Lorenzo. El primer duelo terminó en un empate sin goles, pero el segundo fue victoria de Racing, que le permitió alcanzar el tricampeonato. Cuenta la leyenda que el entonces presidente Perón simpatizaba por La Academia, dada su estrecha relación con el entonces Secretario de Hacienda Ramón Cereijo. Pero su esposa Evita prefería que el campeón fuera Banfield, que expresaría al pobre que asciende y derrota al poderoso, algo que pregonaba el peronismo de la época. Aquella vez no pudo ser, pero 60 años después Banfield no se conformaría con el segundo puesto y alcanzaría la gloria.

La historia dirá que fue el 13 de diciembre de 2009 cuando Banfield se consagró campeón por primera vez en su historia, nada menos que en La Bombonera. Ni siquiera necesitó de una victoria para festejar, ni mucho menos de un gran partido. Los 41 puntos que había acumulado previamente le alcanzaron para festejar. Tuvo como aliado a San Lorenzo, que desde Rosario le regaló una victoria sobre Newell´s e impidió que los rojinegros pudieran consagrarse. En los libros dirá que este grupo comandado por Julio César Falcioni fue el mejor de este Apertura 2009. Eso quedará para siempre.

Los partidos decisivos entre Boca y Banfield y Newell´s y San Lorenzo pueden verse a través de un espejo, que como tal refleja idénticas imágenes. Fue hasta sorprendente la similitud entre el desarrollo de los dos encuentros, lo que se refleja hasta en el resultado, que en ambos casos fue de 2 a 0 para el equipo que no peleaba por nada. En La Bombonera, fue Boca quien durante los primeros 30 minutos manejó mejor la pelota, creó más llegadas y justificó la victoria parcial, que llegó a los 7 minutos de la mano de un penal ejecutado por Palermo, quien cambió por gol una falta de Barraza sobre Gaitán. Recién tras media hora, Banfield pudo crecer de la mano de Battión y acercarse al área contraria. Tras algunos cabezazos de Víctor López, fue Sebastián Fernández quien tuvo una clara chance sobre el final del primer tiempo. Tras recibir de Silva, el uruguayo disparó cruzado pero la pelota se fue cerca del palo de Abbondanzieri. Al comienzo de la segunda parte, Banfield se ubicó en campo contrario y llegó de la mano de centros cruzados, que fueron cabeceados por Silva y López, aunque sin suerte. A los 14, los del sur tomarían de su propia medicina. Paletta bajó un centro y Palermo la empujó para marcar el 2 a 0 definitivo. A partir de allí, el partido entró en un punto muerto, aunque siempre más inclinado hacia el lado de Boca. Banfield pareció atar su suerte a una derrota de Newell´s que le diera el campeonato que no podía asegurar con una victoria propia. Esta vez la suerte estuvo de su lado.

El partido disputado en Rosario muestra un guión similar al de La Boca, aunque con distintos interpretes. San Lorenzo fue más desde el comienzo, dispuso de un penal que Peratta le atajó al Kily González y encontró la ventaja a los 11 minutos de la mano de un precioso tiro cruzado de Bordagaray, que se metió en el ángulo de Peratta. Newell´s recién pareció despertar cerca de la media hora, de la mano de la movilidad y los remates de Formica. En el segundo tiempo, los rojinegros intentaron presionar sobre el área rival, pero cuando a los 22 minutos el mismo Bordagaray empujó al gol un centro de Pintos, los sueños de Newell´s se derrumbaron para siempre. Impotentes, los rosarinos intentaron el centro milagroso a un apagado Boghossian, para intentar un descuento que nunca llegaría. Una victoria hubiera dejado el campeonato en sus manos.

Es una lástima que Banfield cierre su campeonato con una derrota, por esa tendencia a recordar siempre las últimas imágenes de los equipos. Pero el traspié ante Boca no empaña la formidable campaña del equipo de Falcioni, que con 41 puntos se llevó un campeonato por primera vez. Ganó 12 partidos, sólo recibió 11 goles, tuvo a un gran arquero como Luchetti, a un caudillo como Sebastián Méndez, a un importante generador de fútbol como Erviti y a un goleador letal como Silva, bien acompañado por Sebastián Fernández y James Rodríguez. Quedarán para siempre las lágrimas de Falcioni, la foto de Luchetti levantando la copa, el aplauso de los hinchas de Boca y la alegría de los simpatizantes del Taladro en La Bombonera y en el estadio Florencio Sola. La gloria postergada por más de 113 años, esa que ya no tiene que esperar como en el ´51, ya es real, está aquí y ahora. Y puede ser mayor.

Chile, las elecciones y el factor fútbol

Este domingo, Chile elige nuevo presidente. Tras cuatro años de mandato de Michelle Bachelet, de la Concertación, es el empresario Sebastián Piñera, candidato conservador, quien marcha al frente en los sondeos previos y quien se llevaría la victoria, aunque no podría evitar la segunda vuelta electoral. Con una selección de fútbol clasificada a la próxima Copa del Mundo tras 12 años de ausencias mundialistas, Marcelo Bielsa, el técnico argentino del combinado nacional, se convirtió desde hace un tiempo en un factor con cierta incidencia en el devenir político del país.

Eduardo Frei, candidato oficialista por la Concertación, dijo que “a muchos dirigentes nos haría bien escuchar a Bielsa cuando dice que la disputa de personas, y no de ideas, mantiene a la gente atenta pero desinteresada”. El propio Piñera aseguró que en su eventual gobierno desea “trabajar como Bielsa”, mientras que el joven Marco Enriquez Ominami, candidato de la izquierda, cree que “Bielsa representa lo que todos los chilenos admiramos. Así es como yo quiero gobernar”.

La presidenta Bachelet declaró recientemente que Bielsa “ha sido un gran entrenador, no solo desde el punto de vista técnico, sino por infundir fuerza, ganas y convicción, que siempre son importantes en la vida. Ha hecho un papel extraordinario”. Además, agregó: “Es un excelente referente y un modelo para los jóvenes, porque obtiene resultados con disciplina y rigor, pero además con entusiasmo”. Orgullosa de su técnico y sus jugadores, Bachelet visitó el entrenamiento de la selección tras el triunfo ante Colombia que le dio la clasificación a la Copa del Mundo. El entrenador también fue tema obligado de la reciente visita de Cristina Kirchner a Chile. Allí, la presidente argentina destacó la tarea que Bielsa y afirmó que el técnico "lo mismo había hecho en Argentina, pero la diferencia es que aquí, en Chile, lo reconocen”. Bielsa fue invitado a una cena de gala ofrecida a la delegación argentina en el Palacio de la Moneda, pero el técnico no concurrió.

Bielsa, a esta altura un ídolo nacional, cosecha muchos adeptos entre los menores de 30 años, aquellos que descreen de los líderes políticos. En Chile, el voto es obligatorio para aquellos que deciden empadronarse, pero el número de votantes se mantiene estable en 6 millones desde hace 20 años, demostrando que gran parte de las nuevas generaciones deciden mantenerse al margen de los procesos electorales. Esa franja juvenil es la que se identifica principalmente con el técnico argentino, al punto de querer postularlo para presidente a través de Facebook. A la vez, la franja que va de los 40 a los 50 años apoya mayoritariamente a Piñera, el empresario más rico del país con más de 1000 millones de dólares, que lidera el partido Renovación Nacional. Piñera tiene intereses en la construcción, el turismo, el sector financiero, las telecomunicaciones, las líneas aéreas (es presidente de LAN Chile) y hasta en el fútbol, ya que posee acciones de Blanco y Negro, empresa que controla el club Colo Colo. Muchos lo ven como el Silvio Berlusconi local, un empresario exitoso que decide volcarse a la actividad política. Cuenta con buenas chances de convertirse, posiblemente en la segunda vuelta, en el próximo presidente. Sería la primera vez que su partido acceda al poder desde la vuelta de la democracia en 1989.

La presencia de un técnico argentino en Chile está lejos de ser un caso aislado. De hecho, Bielsa se suma a otros cuatro entrenadores argentinos que trabajaron en la primera división durante el último torneo. Entre ellos se encuentra Hugo Tocalli, técnico del reciente campeón Colo Colo. Quizás por esa importante migración es que algunos entrenadores locales hayan decidido abandonar su profesión y dedicarse a otra cosa. Es el caso de Juvenal Olmos, ex técnico entre otros de Universidad Católica y la selección chilena, quien se postula en estas elecciones como candidato a diputado por la Renovación Nacional de Piñera en el Distrito 24, que abarca La Reina y Peñalolén. Olmos parece un personaje abierto a vivir nuevas experiencias ajenas al mundo futbolístico, ya que en 2006 participó y ganó un concurso un baile en televisión. “Hay varios puntos que no se han desarrollado en casi 40 años en nuestro país, y creo que podría apuntalar bastante bien en temas como la salud, recreación y el deporte” declaró recientemente.

“Como entrenador aspiro también a difundir valores" aseguró Bielsa en una de las tantas conferencias que brindó recientemente. Ojalá el candidato que acceda a la presidencia de Chile no se quede en las simples promesas de campaña y plasme en políticas concretas sus ideas y valores. Evidentemente, el fútbol se ha constituido como un factor importante en estas elecciones, postulando modelos que podrían aplicarse en la arena política, en medio de ciudadanos que descreen de sus dirigentes. Sin embargo, el ejercicio del poder implica más conocimiento y mayores responsabilidades sobre la vida de las personas. En ese mundo, el fútbol es algo mucho más pequeño.

Nos vemos el domingo

Y finalmente todo se definirá en la última fecha. Si es que se define, claro está. La contundente victoria de Newell´s en La Plata ante Gimnasia (LP) determinó que aún ganando Banfield no pudiera festejar el campeonato ayer. De todas formas, el Taladro sufrió demasiado y sólo puedo encontrar el triunfo ante Tigre sobre el final con un cabezazo de Víctor López. Con el triunfo, el Banfield llega a la última fecha con una luz de dos puntos sobre Newell´s. Una victoria le dará el primer título en Primera División de sus 113 años de vida.

Resulta indiscutible que los dos equipos que llegan a la fecha decisiva del torneo con chances de conseguir el título son los dos mejores equipos del Apertura 2009. Eso queda claro al ver los números. Banfield acumula 41 puntos, con 12 victorias, 5 empates y una sola derrota. De los últimos 9 partidos, ganó 8 y sólo perdió uno. Entre los últimos triunfos se incluyen victorias resonantes ante Estudiantes, San Lorenzo, Vélez e Independiente. Es común pero no menos cierto mencionar que es la defensa el pilar del equipo de Falcioni, ya que sólo recibió 9 goles en 18 partidos. Sólo en la derrota por 2 a 1 ante Racing en la fecha 16 recibió más de un tanto en un mismo encuentro. La contundencia de Silva adelante, con sus 13 goles, le agrega el peso ofensivo necesario para pelear arriba. Ayer, ante Tigre, a Banfield le costó encontrar jugadas de peligro, en un partido donde debía asumir la responsabilidad de atacar para conseguir la victoria ante un equipo que se cerró bien atrás. Un tiro en el travesaño de James Rodríguez en el primer tiempo y otro remate de Erviti en el segundo aparecieron como las situaciones más claras de un equipo que recurrió a los centros cruzados como arma principal para llegar a la victoria. La cabeza de López le dio el triunfo a sólo 6 minutos del final.

El caso de Newell´s y su triunfo de ayer en La Plata también presenta características dignas de un equipo que aspira a ganar el campeonato. El equipo de Sensini acumula 39 puntos a falta de un partido y ya superó en ese rubro al último campeón rojinegro de 2004, dirigido por Américo Gallego, quien alcanzó el título sumando apenas 36 unidades. De los últimos 10 partidos, Newell´s ganó 8, empató 1 y perdió el restante. En ese lapso venció a Estudiantes, Vélez y Colón entre otros. Esta seguidilla de victorias de los dos punteros en la recta final demuestra el carácter y la categoría de Banfield y Newell´s para asumir la responsabilidad de pelear por el título y ganar los partidos decisivos. Es curioso como en la recta final los dos sufrieron derrotas inesperadas (Banfield como local ante Racing, Newell´s en casa ante Arsenal) y pudieron recuperarse a la fecha siguiente con una victoria para seguir prendidos en la pelea por el título. Ayer, los rosarinos dejaron atrás la derrota en el partido anterior ante los de Burruchaga y de la mano de un Formica inspirado y de la contundencia de Boghossian sumaron de a tres.

El domingo probablemente haya un nuevo campeón en la Argentina. Banfield irá a La Bombonera a definir contra Boca y Newell´s recibirá a San Lorenzo. Si empatan en puntos (derrota del Taladro y victoria de rojinegra) habrá partido desempate. Pero Banfield sabe que depende de sí mismo. Una victoria en La Boca le dará el campeonato sin depender de nadie. Podría consagrase en el mismo lugar que donde su eterno rival Lanús consiguió el primer campeonato de su historia en 2007. Probablemente los de Falcioni no piensen en eso, aunque saben que nunca estuvieron tan cerca de la gloria.

Passarella Presidente

Las elecciones en River del último sábado sirven como un vidriera de la gestión que se va: desorganización, largas colas, informaciones falsas, manipulación, intento de compra y/o transferencia de votos, la barra presente haciendo de las suyas, insultos y agresiones. Esas fueron algunas de las imágenes que quedaron de la jornada. Es tal la crisis riverplatense que el club no puede darse el lujo ni siquiera de llevar a cabo un acto eleccionario con orden y respeto. En ese marco, fue Daniel Pasarela el vencedor por sólo 6 votos sobre Rodolfo D´onofrio, en unos comicios donde votaron más de 14 mil personas, casi el 50 % del padrón.

En 1983, cuando llegó a ser presidente millonario, Hugo Santilli declaró: “La gente que me votó quiere que River sea un club poderoso, que el presidente sea un play boy, que vaya en Mercedes Benz, que compre los mejores jugadores y que jorobe a Boca todas las veces que pueda”. No sabemos si Santilli viaja hoy en un Mercedes, aunque su despeño como Director General de Administración en Ministerio de Bienestar Social bajo la gestión de José López Rega primero y como titular del Banco Nación durante el primer mandato de Carlos Menem probablemente le permitan darse esos lujos. Pero es cierto que en la década del ´80, River pudo disfrutar de un plantel poderoso, que lo levó a ser campeón del mundo en 1986. Santilli, fue derrotado por el presidente saliente Aguilar en 2001 e intentó nuevamente en estos comicios como candidato a vicepresidente de la mano de D´onofrio. Su lista, la más vinculada al actual gobierno, apareció como ganadora por 2 votos en las pantallas oficiales del club poco antes de las 12 de la noche. Pero sugestivamente, la realidad marcaba otra cosa. En ese momento, la Inspección General de Justicia ya había avalado el triunfo de Passarella. Pasadas las 2 de la mañana se supo la verdad.

“River merece un presidente mejor que Aguilar” dijo el propio José María hace tiempo. La victoria de Passarella, ex jugador y técnico, hombre de nula militancia política, obedece en gran parte a la pobre gestión aguilarista que se despide tras 8 años. El último balance millonario deja deudas por más de 41 millones de pesos, en medio de un pasivo que según estimaciones de dirigentes opositores podría rondar los 200 millones de pesos y que según los cálculos oficiales alcanzaría los 100 millones.

La gestión Aguilar deja técnicos - ídolos desprestigiados (el mismo Passarella hoy reconvertido, Merlo, Gorosito, Astrada en su primera etapa como DT); un plantel pobre y descapitalizado; grupos empresarios dueños de porcentajes de buena parte de los jugadores, vendidos en paquetes para cerrar anteriores balances sin déficit; una Selección Argentina que supo abandonar el estadio Monumental para jugar en Rosario; la misma Selección que no cuenta con jugadores millonarios desde hace tiempo (ninguno fue al Mundial de Alemania 2006); la barra brava, crecida con el apoyo de la dirigencia, cerca del juicio oral por el asesinato de Gonazalo Acro en 2007; y un equipo de fútbol que navega más cerca del descenso que de la punta, con un último puesto en el Apertura 2008. En la potenciación de la parte educativa de River, con su jardín, colegio primario, secundario y terciario, más la futura universidad del deporte, puede estar el mayor mérito, y uno de los pocos, de la presidencia de Aguilar.

En medio de esta crisis, surge Passarella, un hombre del riñón del club, que dio pruebas de experiencia y carácter, aunque en otras áreas de la institución. Passerella fue grande adentro de la cancha, consiguió títulos como técnico en su primera etapa, pero no sabemos cómo es como presidente, ni cuál es su plan. Aparece como una figura política externa, no tan contaminada por ese virus riverplatense que en los últimos tiempos parecía destruir todo lo que tocaba, incluido a él cuando fue técnico en su segunda etapa. River es uno de los dos clubes más grandes del fútbol argentino, que de un tiempo a esta parte vio perder su prestigio en forma constante, siendo noticia en los grandes medios por las derrotas, los escándalos, las polémicas y las noticias policiales. Desde el año 1996 hasta junio de 2009, el club vendió jugadores por más de 500 millones de pesos. Hoy, ni siquiera puede tapar las goteras. Será tarea de Passarella encarrilar el barco y devolverle el prestigio perdido.

Agrupados

Con el sorteo de los grupos realizado ayer en Sudáfrica, el Mundial y sus equipos participantes comenzaron a mostrar cómo construirán su camino en Julio de 2010. En ese contexto, los bolilleros favorecieron a la Selección Argentina, que compartirá el Grupo B junto a Nigeria, Grecia y Corea del Sur. Más allá de las dudas que genera el nivel de juego actual del equipo de Maradona, la zona invita a soñar con el tránsito hacia los octavos de final.

Selecciones extrañas para el medio local, los rivales argentinos traen asociados recuerdos importantes a los hinchas. Corea fue el primer equipo que enfrentó la Selección Argentina campeona del mundo en México ´86, Grecia padeció el último gol de Maradona en los mundiales en 1994 (aquel zurdazo al ángulo) y Nigeria vio la última presentación del Diez con el conjunto nacional antes de llegar al fatídico control antidoping también en el ´94. Sin embargo, sería conveniente mirar más el presente que la historia de estos equipos si se quiere hacer un buen papel en la próxima Copa del Mundo.

Los coreanos consiguieron su clasificación al Mundial sin perder un sólo partido, con 7 triunfos y 7 empates, aunque es cierto que enfrentaron a rivales menores como Jordania y Turkmenistán. Cuentan como figura a Ji Sung Park, con participación activa en el Manchester United inglés, a tal punto que fue titular en la final de la Champions League ante Barcelona.

Grecia tiene un grupo de jugadores que sorprendieron al mundo al ganar la Euro 2004. Comandada por varios veteranos, este equipo quedó segundo en su grupo clasificatorio por detrás de Suiza, con 7 victorias, 3 empates y 2 derrotas. Volvió a dar un nuevo golpe en el repechaje ante Ucrania, al vencer 1 a 0 de visitante tras un pobre empate 0 a 0 de local. Los griegos basan su juego en una férrea defensa y partir de allí construyen su juego, a tal punto que el titular de FIFA Joseph Blatter declaró en 2004 tras el campeonato europeo que el fútbol perdía con Grecia campeón porque era el triunfo del estilo defensivo

Nigeria también concluyó su fase clasificatoria en forma invicta, con 9 victorias y 3 empates. Campeones olímpicos en 1996 ante Argentina, eterna promesa africana para meterse en las definiciones de los mundiales, los nigerianos cuentan entre sus figuras a John Obi Mikel, del Chelsea inglés, y el delantero Obafemi Martins, antes en el Inter italiano y hoy en el Wolfsburgo alemán. Si llegara a pasar a octavos de final, Argentina se cruzaría con los equipos del Grupo A que integran Sudáfrica, México, Francia y Uruguay. Pero más allá de los rivales, lo que más debería ocupar al técnico de la Selección Argentina es trabajar duro en estos 7 meses que restan para el Mundial, seguir con detenimiento a los futbolistas, buscar un sistema de juego que le dé identidad a su equipo y encarar los partidos bajo esa idea, no sólo esperando lo que proponga el rival.

Con el sorteo de ayer, el Mundial 2010 aterriza definitivamente en tierras sudafricanas, tras más de 800 partidos de eliminatorias disputados alrededor del mundo. Con el evento aterrizó también la plana mayor de la FIFA y toda su parafernalia, además de dirigentes políticos, diplomáticos, técnicos, jugadores, ex jugadores y celebridades de la cultura y el espectáculo. Este fue el público que pobló ayer el Centro de Internacional de Convenciones de Ciudad del Cabo donde se realizó la ceremonia.

Resultaba hasta pintoresco ver a los sexagenarios dirigentes de la FIFA poner el cuerpo en un país postergado del tercer mundo, que ve en el próximo Mundial amplias posibilidades de desarrollo. Como toda corporación, la FIFA lleva consigo la fórmula del espectáculo que imprimió al evento de ayer. La ceremonia fue conducida por la actriz sudafricana Charlize Theron, junto al secretario general de la FIFA, el francés Jerome Valcke, el mismo que había tenido que explicar los días previos el súbito cambio de criterio en la elección de las cabezas de serie, que perjudicó justamente a la selección de su país. Será cuestión de criterios o quizás de castigos a Francia por haber llegado a la Copa del Mundo con un gol con la mano de Henry.

Con la presencia de rugbiers y atletas olímpicos locales, más grupos de música y baile, la ceremonia fue una buena muestra de la integración racial sudafricana, sus paisajes y parte de sus costumbres. Para el final, es bueno quedarse con las palabras del líder sudafricano Nelson Mandela: “El deporte tiene el poder de motivar y unir a los pueblos. En África, el fútbol disfruta de gran popularidad y ocupa un lugar muy especial en los corazones de sus habitantes. Por eso es tan importante la celebración en el continente africano". El Mundial ya está a la vuelta de la esquina.

Alma de Diamante

Un breve párrafo para el histórico concierto que ayer brindó Luis Alberto Spinetta en la cancha de Vélez. Bordeando los 60 años, el Flaco decidió juntar a casi todos los músicos que compartieron su carrera artística. Bajo esa premisa, el show de más de 5 horas (sí, 5 horas) fue un repaso por la majestuosa obra de este artista esencial que atraviesa la historia del rock argentino, desde los años ´60 hasta la actualidad.

Poco afecto a mirar hacia atrás, Spinetta ofreció ayer una panzada de buenas canciones, muchas de ellas compartidas con grandes artistas. Así, quedarán para la historia momentos memorables como los cruces con Gustavo Cerati, Fito Páez y Charly García, más los reencuentros inolvidables de sus bandas históricas: Invisible, Pescado Rabioso y Almendra. El estadio de Vélez fue testigo de un hecho artístico que quedará para siempre en la memoria de los que fuimos parte, en medio de un público de más de 35 mil personas que la mayor parte del tiempo escucharon con respeto y admiración las canciones que salían del escenario. Lejos del pogo y el aguante, la música, ese hecho artístico que puede crear su propio mundo y llevarnos a él con un sólo un acorde, estuvo en primer plano. No hizo falta más.

Aquí un video de Spinetta y Fito Páez cantando “Asilo en tu corazón”:

Hagan sus apuestas

Pocas veces la agenda del fútbol internacional coincide con lo que sucede en Argentina. Mientras a mediados de 2006 la justicia italiana avanzaba en una investigación sobre arreglos de partidos y compra de árbitros (que terminaría con el poderoso Juventus en la B), en Argentina el ambiente del fútbol hablaba del campeonato del Boca de Basile y especulaba sobre la lista de 23 convocados por José Pekerman para el Mundial de Alemania. Tres años y medio después, los escándalos futbolísticos por supuestos resultados adulterados aparecen en Argentina y en Europa. Quizás sea la forma que tenemos en esta parte de Sudamérica de parecernos al primer mundo.

La noticia que conmovió al mundo del fútbol estalló el pasado 20 de noviembre en Alemania, cuando la fiscalía de Bochum dio a conocer una investigación que llevaba a cabo sobre 200 partidos de fútbol, uno de básquet y otro de tenis, que podrían tener resultados poco claros. Las denuncias alcanzaban a jugadores, dirigentes, árbitros y apostadores e incluían encuentros de once ligas de fútbol europeo, entre ellas Alemania, Suiza, Bélgica, Croacia y hasta partidos de la Liga de Campeones de Europa. Además hubo detenciones en Alemania, Suiza e Italia y varios futbolistas de equipos del ascenso suizo fueron separados de sus planteles. El presidente del club helvético Thun, Markus Stahli, admitió que muchos de sus jugadores no jugaron en su nivel en la derrota por 5 a 1 de abril pasado ante Yverdon. Los futbolistas habrían recibido un total de 22.000 dólares para asegurar una derrota por cuatro goles de diferencia y favorecer así a los apostadores clandestinos. Se cree que unas 200 personas participaron de todo el esquema y que los líderes del negocio ganaron al menos 10 millones de euros.

La UEFA respaldó la investigación y hasta inició su propio proceso, concentrándose en siete partidos. La FIFA está tratando el caso en la reunión que mantiene en estos momentos en Sudáfrica, antes del sorteo de la Copa del Mundo del próximo viernes. En el medio, las investigaciones llegaron hasta médicos y cocineros alemanes, acusados de de envenenar a jugadores para que no pudieran jugar un partido. Casualmente o no, en estos días 16 personas fueron detenidas en China, entre ellos ex jugadores y dirigentes vinculados con las apuestas clandestinas y el arreglo de partidos.

En Argentina, el escándalo es más humilde, aunque no menos preocupante. El árbitro Cristian Faraoni denunció hace pocos días que Aníbal Hay, ex árbitro y actual veedor de los colegiados, le habría sugerido favorecer con sus fallos a San Lorenzo ante Atlético Tucumán, en un partido de la primera fecha del actual torneo. Afectado o no por los dichos de Hay, Faraoni cobró un gol para el Ciclón tras una clara falta de Bergessio sobre el arquero tucumano y no cobró un gol legítimo para Atlético. El denunciante contaría con una grabación como aval.

La reacción de la Asociación del Fútbol Argentino no fue similar a la de la fiscalía de Bochum. La entidad que rige los destinos del fútbol en la Argentina resolvió despedir de su cargo a Hay, quien además oficiaba de relacionista público con los árbitros extranjeros que venían a dirigir a la Argentina. El cargo de RRPP había sido creado especialmente por el presidente de la AFA, Julio Grondona, para Hay, demostrando la cercanía que une a ambos personajes. Para completar sus actividades, el ex árbitro oficiaba de comentarista en un canal de cable sobre la labor de sus ex colegas cada fin de semana.

Faraoni, el otro personaje en cuestión, no fue separado de su cargo, aunque no dirige hace un mes en Primera División y el último fin de semana fue enviado para arbitrar la final de la Liga Interprovincial de Fútbol del sur de la provincia de Santa Fe entre Social Gödeken e Independiente de Chañar Ladeado.

A comienzos de este año, la AFA no les renovó el contrato a Diego Muñoz, Claudio Benítez, Ariel Llapur y Leandro Métola, todos árbitros de Primera D. Según el diario Olé, estos alejamientos se deberían a que con sus fallos los colegiados habrían favorecido a Berazategui, equipo que ascendió de la D a C en 2007. Otro caso polémico fue el de Daniel Jiménez, retirado en 2007 tras un polémico arbitraje en la final por el ascenso entre San Martín de San Juan y Huracán. Se ve que las sospechas no son nuevas.


Los escándalos en Europa y la Argentina muestran hechos similares pero distintas reacciones. En Alemania, la justicia avanza en la investigación, indaga y detiene. La UEFA, en tanto, abre su propio sumario sobre los partidos que considera sospechosos. En Argentina, la AFA considera las suspensiones o los despidos como única herramienta para resolver las sospechas, como si tirar la basura lejos alivianara los problemas. Cuestiones de formas.

La AFA socialista

"Hay que apuntar a un reparto más socialista" dijo a comienzos de la semana pasada Julio Grondona para justificar la nueva forma de distribuir los 600 millones de pesos que los clubes argentinos recibirán de parte del Estado Nacional por los derechos de televisión de los partidos. La batalla silenciosa que se había iniciado en agosto tuvo como victoriosos, al menos por ahora, a los 14 clubes que propusieron un reparto del dinero más equitativo, ya que traslada buena parte de los porcentajes de dinero recibido de los clubes más grandes a los más chicos. Sin la presencia 5 de los 6 clubes más importantes (sólo votó un representante de River), el Comité Ejecutivo de la AFA aprobó el martes pasado el nuevo acuerdo. A partir de ahora Boca y River recibirán 30, 6 millones de pesos cada uno. En un segundo escalón, San Lorenzo, Racing, Vélez e Independiente percibirán 23,1 millones. Y en una tercera franja estarán unificados los restantes 14 equipos, incluidos los recién ascendidos, Atlético Tucumán y Chacarita, que ingresarán 16,8 millones a sus tesorerías.

La novedad es que se achica la brecha entre los que más dinero reciben y los que menos, ya que esta diferencia antes era de 18,7 millones y ahora es de casi 14. Mientras que Boca y River aumentaron sus ingresos en un 21 %, los recién ascendidos casi triplicarán la plata disponible (de 6,5 millones a 16,8). También se resolvió destinar 26 millones de pesos para solventar los operativos de seguridad en los partidos.

"Los clubes con mayor convocatoria representan el 95 por ciento de los ingresos generados por el fútbol en todo sentido (entradas, indumentaria, merchandising, publicidad) y congregan a más del 80 por ciento de los hinchas de todo el país” se quejaron en un comunicado los dirigentes de Boca, Racing, Independiente, San Lorenzo y Vélez en una carta dada a conocer esta semana. Pese a que la AFA ya lo aprobó oficialmente, la cuestión está lejos de terminarse y amenaza con seguir incluso en la justicia. Impedir el ingreso de las cámaras de televisión a los estadios puede ser una forma de protestar contra la reciente resolución.

Hace un tiempo, una interesante nota de Ezequiel Fernández Moores en canchallena.com daba cuenta del caso alemán, como un ejemplo de reparto del dinero de la TV. En Alemania, Bayern Munich fue el equipo que más dinero cobró la temporada pasada, con 28,11 millones de euros, a diferencia del 1899 Hoffenheim, el que menos recibió, con 13,3 millones. La distribución toma en cuenta los años en Primera, el ranking actual, una media de los últimos cinco años, contempla un plus de 4 millones por el título y hasta bonus por jugadores convocados a la selección. El contrato total, de 1.650 millones de euros, dura cuatro años. En Italia, cuando cada equipo negociaba su contrato con la televisión individualmente, el Milan recibía 100 millones y el Siena sólo 7. Desde que el gobierno italiano obligó a los clubes a actuar en forma conjunta, los que más ganan siguen cobrando 100 millones y los que menos ingresan reciben 25.

Un ejemplo interesante es Inglaterra, donde la Premier League, organismo separado de la federación, vendió los derechos de manera colectiva a cambio de 1,7 billones de libras a dos cadenas de televisión por 4 años. Una fracción de ese dinero se reparte en partes iguales entre los 20 equipos de primera división, otra parte se abona según la clasificación en la tabla y otra según la audiencia de los partidos, donde los equipos más grandes lógicamente reciben más dinero. Lo que ingresa por las transmisiones al extranjero se reparte en partes iguales.

Los casos de Alemania e Inglaterra pueden ser un buen espejo para mirarse. Sería saludable establecer más de un criterio para repartir el dinero de la TV, ya que no sólo la historia de los clubes es lo que cuenta, porque en ese caso los grandes siempre seguirán siendo grandes y los chicos nunca dejarán ese lugar. Boca y River cada vez tendrán más hinchas y el resto de los equipos menos. Premiar con mayor dinero buenas campañas y honestas administraciones parece un criterio bastante sensato. Aunque obviamente la audiencia de los partidos debe ser tenida en cuenta.

Es probable que Grondona haya prometido a los equipos más importantes mantener los porcentajes anteriores para lograr su apoyo para el nuevo contrato televisivo y su palabra haya quedado en el olvido. Es cierto que los equipos más grandes son los que más audiencia tienen y más hinchas convocan. Pero también es cierto que son los que más posibilidades tienen de recuadar dinero por afuera de la TV. Porque los sponsor les pagan más, sus futbolistas están más cotizados, sus boleterías expenden más entradas, su merchandising factura en cantidades mayores. Por lo tanto, si bien la televisión representan una porción importante de sus ingresos, estos equipos por sí mismos pueden generar más dinero que el resto, lo que les permite tener cierta ventaja a la hora de afrontar la competencia. Aunque por suerte, el fútbol no es sólo una cuestión de plata. Por eso están ahí Banfield, Newell´s y Colón peleando el campeonato. Sus presupuestos serán inferiores a los de los clubes más importantes, pero a la hora del partido, los millones quedan en la tesorería.

El adiós de Cappa

“A este club llegué como director técnico y me voy como un quemero más" escribió el ahora ex técnico de Huracán Ángel Cappa en su blog el lunes para anunciar su renuncia. Con su equipo en el 19° puesto de tabla, con solo 2 partidos ganados sobre 15 disputados, Cappa concluyó que su tiempo en Huracán había terminado. El final llegó tan solo cinco meses después del segundo puesto conseguido en el torneo anterior. Algo similar a lo que sucedió a Simeone en River en 2008, cuando el Cholo consagró campeón al equipo en el primer semestre y 5 meses más tarde renunció con los Millonarios últimos en la tabla. Cuestiones del vertiginoso fútbol argentino.

“Ese equipo (el subcampeón del Clausura ´09) forma parte de la historia emocional de Huracán, sin dudas. Las emociones son algo fuera de lo común” dijo Cappa el martes, tras comunicar el adiós a sus jugadores. Quedará para la historia aquel Huracán de pelota al piso, circulación del balón, juego en conjunto y goles al por mayor. Con el 66 por ciento de los puntos conseguidos, estuvo a menos de 10 minutos de ser campeón. Pero como bien dijo Cappa, también serán recordados los aplausos de pié del público quemero mientras su equipo tocaba la pelota ante la mirada de los rivales, como en el partido ante Arsenal. La posibilidad del fútbol de dar cuenta de su costado estético y las chances de generar emociones en los espectadores a partir de la belleza no son algo que suceda a menudo. El Huracán de Cappa lo logró varias a lo largo de ese torneo.

Las salidas de Pastore, De Federico, Arano, Araujo y González mermaron al equipo, que no pudo suplirlos con jugadores de la misma jerarquía. Sólo Bolatti, Goltz, Toranzo, Monzón y Leandro Díaz cumplieron su promesa ante el técnico y permanecieron en el club, aun con posibilidades de irse. Pero Cappa no logró en este Clausura ni por asomo el buen juego del torneo anterior, lo que hizo que el contraste fuera aun mayor. Tras varios amagues de renuncia, el lunes dio el portazo definitivo. En pocos meses, el Globo vio la sangría de sus principales figuras, ni siquiera recibió mucho dinero por ello (el 10 % ciento de la venta de Pastore, el 50 % de De Federico) y el final lo dio la renuncia de su técnico. Demasiado para tan poco tiempo.

“El tiki tiki es lo mejor que le pudo pasar al fútbol argentino en los últimos 20 años” también afirmó Cappa tras la renuncia. Quizás en su fanatismo por defender una idea futbolística, respetable como otras, reside su costado más cuestionable. Cappa es un personaje necesario para el fútbol argentino, capaz de hablar sobre cosas que van más allá del deporte, de criticar a muchos que nadie cuestiona. Pero su discurso parece reservar casi toda la grandeza del fútbol para aquellos equipos que él dirige. En ese fanatismo, se pierden virtudes de otros conjuntos, que con distintas formas de jugar y otros futbolistas, también juegan bien y llegan al éxito. Y muchas veces superaron en la cancha a Huracán, como pasó varias veces en este torneo, por ejemplo con Lanús y Vélez.

Para el final, este fútbol local de éxodo permanente de jugadores, de renuncias y despidos constantes de técnicos, debería preguntarse por qué no tiene lugar para entrenadores de valor como Cappa, como Bielsa, como Pekerman, como Ardiles, personajes que con sus distintas maneras enriquecen el deporte, pero que eligen buscar en otras latitudes las posibilidades de trabajo. Parece que aquí hay más lugar para los que administran mejor la miseria que para los que aspiran a un destino de grandeza. Pero quedan los jugadores de esa cantera inagotable del fútbol argentino, que debutan, triunfan, ilusionan y se van. Porque ya lo dijo Cappa: “La gente en las plazas no sale a defenderse, sigue jugando al tiki tiki. Y cuando se eligen con el pan y queso, nadie elige al táctico. Aunque a ellos no les guste, todos eligen siempre al que mejor juega”.

Bielsa en la Universidad Autónoma de Santiago

Frases sueltas de la última conferencia del técnico de la Selección de Chile:

- "Los seres humanos necesitan saber que hay alguien, cuántos más sean, que te quieren sin condiciones, que te quieren pase lo que pase. Por eso el futbolista es tan arisco, tan desconfiado, porque lo quieren y lo dejan de querer semanalmente".

- "Por eso la vanidad a veces los invade, cuando ganan muchas veces seguidas se sienten queridos, pareciera para siempre. Después la derrota los pone en contacto con nosotros. Sólo queremos al que gana y queremos al que gana siempre".

- "En el fútbol, están los que intervienen y los que acompañan. Los instintivos son tan efectivos como los perseverantes. Hay que tener claridad sobre las virtudes de cada uno, y los conductores tenemos la obligación de generar escenarios para que los componentes desarrollen las virtudes".

- "Insisto en que el voluntarioso espíe al intuitivo y el intuitivo copie al perseverante".

- "No soy un apasionado del fútbol, soy un apasionado. Puedo apasionarme con muchísimas cosas aparte del fútbol".

- “Como responsable de un grupo, evito dar órdenes, porque cuando un grupo funciona, las reglas son tácitas".

Aquí el informe de la televisión chilena:



Y aquí un compilado de entrevistas a Bielsa en el Caiga Quien Caiga de Chile:

Newell´s - Central y la fiesta rosarina

“Somos creativos, a falta de paisaje, Rosario tiene lindas minas y buen fútbol” escribió alguna vez el Negro Fontanarrosa en su texto “Rosario, mi ciudad”. La calidad de las mujeres rosarinas no será analizada aquí, pero es destacable el buen partido que ayer disputaron Newell´s y Central en el Parque Independencia. Un vibrante 2 a 2 que mostró por qué los dos están peleando arriba en la tabla.

El encuentro invirtió cierta lógica del fútbol, con un primer tiempo abierto, de ida y vuelta, y una segunda parte con equipos más replegados, pensando más en cuidar su propio arco que en llegar al área rival. Una prueba de las emociones tempranas fueron los goles de Central a los 11 y 12 minutos, con jugadas muy similares: la apertura hacia Chitzzof por derecha, que primero asistió a Núñez para anotar y luego fue él mismo quien fusiló a Peratta para marcar el 2 a 0 parcial. A los 15 llegó el descuento de Newell´s, de la mano del goleador Boghossian, y poco después fue Achucarro quien anotó el empate, tras un toque sutil que venció al arquero Broun. Las llegadas continuaron hasta el final de la primera mitad. En la segunda parte, el encuentro perdió en dinámica y ganó en cautela. Aún así, Castillejos dispuso de un mano a mano que tapó el arquero Peratta y Formica tuvo una clara chance en la puerta del área chica. Con el correr de los minutos, las emociones se fueron diluyendo.

"Rosario es una ciudad de inmigrantes, marcadamente Italiana, mas tanguera que folclórica, mas comerciante que colonial, que busca un perfil identificatorio a través de lo que hace y produce” también dijo Fontanarrosa. La fiesta de las tribunas, la inmensa bandera rojinegra, el aliento de los canallas, los gritos de las 40 almas presentes, los papelitos, toda la escenografía que ayer mostró el Parque Independencia es parte de una liturgia que se repite en cada clásico rosarino, que se inviste de las caracteres propios de la ciudad. Ese ingenio, esa creatividad, ese talento, siempre están presentes en las tribunas de los clásicos. Ayer, por suerte también estuvieron sobre el césped.

En el balance, el punto le viene bien a Central, que sigue sumando para escapar de los puestos de descenso y promoción y se mantiene sexto con 26 puntos. El empate tampoco le sienta mal a Newell´s, que pudo remontar un 0-2 y, pese a que perdió el liderazgo a manos de Banfield, sigue a solo dos puntos del puntero. Los de Sensini llevan 9 partidos sin derrotas, con 7 victorias y 2 empates.

No pueden quedar al margen los serios incidentes ocurridos antes del partido, entre los hinchas de Central y la policía, que dejaron 15 heridos y 10 detenidos. La fiesta y la violencia van de la mano cada vez más seguido. Pero eso no empaña el calor y el color de la tarde rosarina, diferente a los River – Boca, propios de las orillas del Paraná. Porque ya lo dijo Fontanarrosa: “A mi juicio la identidad, como el movimiento, se demuestra andando. Con una buena cuota de creatividad. Rosario es una ciudad de creativos, mis amigos. Por algo Belgrano, para crear la bandera, eligió Rosario”.

Cuestión de honor (o de lo que queda de el)

Los jugadores del Wigan, cuyo equipo fue aplastado con un histórico marcador de 9-1 por el Tottenham, el domingo en la decimotercera jornada de la Premier League de fútbol, reembolsarán las entradas a sus hinchas que viajaron a Londres para presenciar el partido, según anunció el club este lunes en Internet.

"El grupo tiene el sentimiento de haber abandonado suciamente a los aficionados. Debemos este gesto a su extraordinaria lealtad", comentó el capitán del equipo, Mario Melchiot, a la agencia AFP. "No hay más nada que decir. No estuvimos al nivel y debemos hacer esto por nuestros hinchas", añadió. Wigan está decimoquinto de la tabla de posiciones que lidera el Chelsea.

Francia, Argelia y los escándalos mundiales

"¡Alegría celeste! Sufriendo pero dejando hasta la última gota de sudor en la cancha, la Selección Nacional empató con Costa Rica", tituló el diario uruguayo Ultimas Noticias en su portada, tras la clasificación de la Celeste al Mundial de Sudáfrica el miércoles pasado. En el repechaje final, sin jugar bien, Uruguay igualó 1 a 1, pero hizo valer el triunfo por 1 a 0 en el partido de ida disputado en San José y consiguió el último boleto a la Copa del Mundo. No es poco para un equipo que en los últimos 20 años sólo disputó dos mundiales, en 1990 y en 2002. Tanta tensión y tanto dramatismo quedaron de lado en los festejos finales de los hinchas y de los jugadores, que regaron de alegría el estadio Centenario de Montevideo. Pero los repechajes que otorgaban las últimas plazas para el Mundial 2010 disputados esta semana trajeron escándalos, conflictos y polémicas que excedieron largamente al mundo del fútbol.

Según el investigador político francés Pascal Boniface, el fútbol es un evento que envuelve las esferas políticas, sociales, culturales, económicas y diplomáticas de cada país. Boniface sostiene que “actualmentente fútbol es un componente válido de las relaciones internacionales. No hay ningún aspecto de las relaciones diplomáticas que no puedan ser aplicadas al fútbol también”. Este fenómeno ha tomado una dimensión universal que ni la democracia ni la economía de mercado han logrado alcanzar.

La mano del francés Thierry Henry, que tocó el balón en la jugada previa al gol de Francia ante Irlanda, desató repercusiones a los más altos niveles de ambos países y del mundo futbolístico. El tanto francés, anotado por William Gallas tras pase de Henry, dio a Francia la clasificación a Sudáfrica y mandó a casa a los irlandeses. “La descaradamente incorrecta decisión del árbitro de otorgar el gol ha dañado la integridad del deporte y ahora podemos llamar a la FIFA, como el organismo que rige nuestro deporte, a organizar la repetición de este partido”, decía un comunicado de la federación irlandesa. Dermont Ahern, Ministro de Justicia irlandés, insistió públicamente para que el encuentro se juegue nuevamente: "Ellos (la FIFA) seguramente no lo concederán al ser nosotros unos pececillos en el mundo del fútbol, pero pongámoslos en aprietos" sostuvo. Christine Lagarde, Ministra de Economía de Francia, reconoció el error cometido por el árbitro sueco Martín Hansson: "Sería bueno que se volviera a jugar el partido. Estoy muy contenta de que Francia esté en el Mundial, pero es muy triste haberse clasificado con esta trampa" dijo. Como se ve, el fútbol es algo demasiado importante como para dejarlo en manos de los dirigentes futbolísticos. Finalmente, la FIFA decidió que el partido no se disputará nuevamente y todo quedará como está.

“Tengo que se honesto, fue mano. Pero no soy el árbitro. Hubiera sido mejor lograr la clasificación de otra manera” declaró Henry luego del partido. "Nos robaron" tituló el diario irlandés Irish Star, el Irish Independent sostuvo que se trató de un "Robo a mano armada" y el Irish Examiner calificó la acción como "Robo en plena luz del día". El periódico Irish Mirror fue aún más severo con Henry, calificándolo de tramposo.

“Es tal la importancia del fútbol, que pareciera que la definición del Estado no se limitara ya a los tres elementos tradicionales -un territorio, una población, un gobierno-, sino que hubiera que añadir un cuarto elemento igualmente esencial: una selección nacional de fútbol” también escribió Pascal Boniface. El partido final disputado por egipcios y argelinos el miércoles pasado, para definir quien de ellos dos participaría del Mundial de Sudáfrica, puso a buena parte de los habitantes de cada país detrás de sus equipo nacional. El sábado anterior, Egipto había vencido por 2 a 0 a Argelia en El Cairo, lo que obligó a disputar un desempate, ya que ambos equipos habían quedado igualados en la punta del Grupo C de las Eliminatorias. Antes de aquel encuentro, los jugadores argelinos fueron agredidos con piedras, bengalas, petardos y cuchillos. Tras la victoria de Egipto, muchos fanáticos coparon las calles de Argel, atacando y saqueando empresas egipcias. También hubo incidentes en las calles de París.

En ese clima, tres días después los mismos equipos se enfrentaron en Sudán. Bajo el cuidado de 15 mil policías, Argelia se impuso por 1 a 0 y se convirtió en el único país árabe que estará presente en el Mundial sudafricano. Pero la alegría no evitó las discusiones y los incidentes. Los festejos en Argelia provocaron 18 muertos y 312 heridos. En El Cairo, al menos 35 personas resultaron heridas en una manifestación frente a la embajada argelina en el barrio de Zamalek. Los manifestantes destrozaron 15 autos, cuatro tiendas cercanas y una estación de servicio. El canciller argelino Mourad Medelci convocó al embajador egipcio en Argel para transmitirle "el desconcierto y la preocupación" por los hechos sucedidos. La agencia oficial MENA informó que esa noche regresaron a El Cairo 262 trabajadores egipcios que estaban destinados en Argelia para evitar represalias por los ciudadanos de ese país. Tras la derrota en Sudán, la federación egipcia protestó formalmente ante la FIFA por el comportamiento de los aficionados argelinos, donde tanto hinchas como jugadores egipcios habrían sido amenazados. Además, un portavoz de la federación amenazó con abandonar las competiciones internacionales por dos años en señal de protesta. Pero poco parece importarles esto a los argelinos, que por tercera vez estarán en una Copa del Mundo, tras sus participaciones en España ´82 y México ´86. De vuelta en Argel, los jugadores presenciaron un desfile militar y fueron recibidos por el presidente del Abdelaziz Bouteflika.

Irlanda, Francia, Argelia, Honduras… parece que el fútbol no sólo envuelve las esferas políticas, sociales, culturales, económicas y diplomáticas como escribió Pascal Boniface. A veces las trasciende y las define.

Viejas Locas, la barra brava y el orden a los golpes

Rubén Carballo fue una de las 40 mil personas que el sábado pasado llegó al estadio de Vélez a disfrutar del show del grupo Viejas Locas. Pero finalmente el concierto no lo tuvo como asistente. La brutal represión policial que tuvo lugar antes del comienzo del recital le provocó una fractura de cráneo y hoy permanece internado en estado de coma. Los incidentes dejaron como resultado 44 detenidos y más de 30 heridos. Con más de una hora de retraso, Vejas Locas pudo brindar el show que marcó su regreso a los escenarios tras más de 10 años.

Desde temprano la entrada al estadio resultó conflictiva. Largas colas, policías a caballo que amedrentaban a los que esperaban para ingresar y malones de gente que entraban sin que nadie les cortara sus tickets eran parte del paisaje. El desbande se inició cerca de las 21, en los alrededores de la puerta 6, cuando un grupo de chicos habría querido ingresar sin entrada. Ahí comenzaron los incidentes, que incluyeron piñas, palos, botellazos y camiones hidrantes que actuaron contra los miles de jóvenes que pugnaban por entrar.

El caso de Carballo, como antes el de Walter Bulacio (muerto a golpes en un comisaría tras ser detenido en la puerta de un recital de los Redonditos de Ricota en 1991), se inscribe en la historia de las tragedias juveniles argentinas. Fueron en su mayoría jóvenes los muertos en la Puerta 12 del Estadio Monumental en 1968 (el promedio de edad de las 71 víctimas era de 19 años) como así también transitaban la adolescencia muchos de los 194 fallecidos en la tragedia del boliche República de Cromañón en 2004 (la media de edad era de 22 años).

Un informe reciente de la Correpi (Coordinadora contra la represión policial e institucional) afirma que policías, gendarmes, prefectos, servicios penitenciarios y vigiladores privados mataron 2.826 chicos desde el 10 de diciembre de 1983 hasta la fecha. En el último año, el aparato represivo estatal mató una persona cada 28 horas. El 53% tenía menos de 25 años.

En la noche del sábado, la llegada de la barra brava de Vélez, que venía de ver la derrota de su equipo ante Banfield, no hizo más exacerbar el clima reinante. Los hinchas pasaron sin ningún boleto y ocuparon su lugar en la popular del estadio, como si se tratara de un partido de domingo. Entre algunas de las canciones que tocaba Viejas Locas, la hinchada alentaba a su equipo de fútbol. Algunos de los fanáticos del grupo contaron que había barras bravas que hasta formaban parte del operativo de seguridad.

En su texto titulado “La hinchada uniforme”, Mariana Galvani y Javier Palma afirman que la policía se presenta en los espectáculos deportivos como un actor que debe conservar el orden. Su papel se fue haciendo más preponderante conforme los grupos violentos que actuaban en el fútbol comenzaron a generar mayores incidentes. Así, la policía dejó de ser considerada como lo que es (la presencia del Estado en la calle) y comenzó a ser interpelada como una hinchada más. Cuando comienzan a ser vista como una hinchada, las fuerzas del orden abandonan su perfil institucional y empiezan a verse como una corporación que adquiere características similares a aquellos grupos que dice enfrentar. La policía también se descontrola a la hora de combatir, poniendo en primer plano el alcance del orden por sobre las formas de conseguirlo y así es como aparece la muerte. Las víctimas en el fútbol argentino por la represión policial alcanzan el 13 % del total. Esa actitud de barra brava, de llevarse todo por delante y repartir violencia sin control fue mucho de lo que se vio el sábado. El estado de Rubén Carballo bien puede ser una consecuencia de ello.

El jefe de prensa de la policía federal, comisario Néstor Rodríguez, explicó en algunas radios que los pibes "se querían colar", que había "inadaptados" y que los uniformados tuvieron que emplear "la fuerza mínima necesaria para restablecer el orden". La versión policial sostiene que Rubén no fue golpeado sino que cayó de un muro de 7 metros cuando intentaba entrar sin pagar, algo desmentido por la familia ya que el joven apareció 14 horas después del show, debajo de un puente, a 5 cuadras de la cancha. Tenía la entrada sin cortar y su ropa estaba manchada con la pintura azul de los carros hidrantes.

“El rock siempre hizo culto de promover y hacer respetar un modo de vida alternativo, de ver la vida, como para terminar absorbiendo lo peor de las barras bravas que habitan las tribunas futboleras” escribió el periodista Sergio Marchi en su libro “El rock perdido”. Describe en gran parte a algunos de los protagonistas de esta historia: las barras bravas con su violencia y su impunidad, la policía que impone el orden a los golpes como único recurso. Esto también forma parte del rock argentino desde hace ya varios años.

“El rock siempre fue visto como un sujeto socialmente peligroso por lo que pensaba, por lo que se proponía, por lo que se atrevía a imaginar” también se lee en el texto de Marchi. La situación actual dista mucho de aquello que soñaron los jóvenes rockeros argentinos allá por la década del ´60. Tanto el rock como el fútbol se han vuelto espacios militarizados (el sábado había más de 400 policías), investidos por mucho de los códigos y los rituales de las barras bravas, cuando no por las barras mismas. En medio de tanta locura, hasta parecemos olvidar que se trata de una rama del arte.

“Hoy en día estamos hablando de hechos lamentables los cuales repudiamos totalmente y no de música como quisiéramos” declaró recientemente Pity Álvarez, líder de Viejas Locas. Mientras Rubén Carballo lucha por su vida, el arte (el rock) y el juego (el fútbol) parecen convertirse en meros apéndices de la violencia social y política que vivimos a diario. Esa que aparece en cualquier tiempo y espacio, para organizar los acontecimientos bajo sus propios códigos. Sin embargo, esa violencia es peor aún cuando se vuelve institucional. Y no por conocida deja de ser indignante.

A modo de cierre, el video de "Aunque a nadie ya le importe", de Viejas Locas:

La Selección de Dios (Adiós a Antonio De Nigris)

Aquí un texto de Andric Frost de Royal Shrovetide Football para recordar a Antonio de Nigris, futbolista mexicano fallecido el lunes pasado:

Todos los días mueren miles de personas. Algunas por una caída dentro de la regadera, otras al cambiar un fusible. Son muchas las que mueren cruzando una calle, siendo su último pensamiento “ojalá que la junta todavía no haya comenzado”. Hay quienes mueren atragantados con un chicle, o quienes lo hacen mientras cambian una llanta. Vaya, la muerte no avisa cuándo, dónde ni cómo.

Por eso son pocos y muy afortunados aquellos que se van porque hacían lo que más les gusta. Como Antonio de Nigris, quien se fue siendo jugador activo de un equipo lejano. Porque a diferencia de muchos jugadores mexicanos, víctimas infalibles del Síndrome del Jamaicón, el “Tano” se animó a jugar donde ningún otro jugador nacional se había aventurado. Basta recordar que cuando de Nigris llegó al América no echó raíces en un club que suele ser paternalista con sus contrataciones estelares. En vez de ello tomó el camino difícil, el del reto, y emigró al Villareal de España. Al poco tiempo, cuando ni siquiera figuraba en la banca, no se dobló y jugó para el oscuro Polideportivo. Luego partió a Colombia donde colaboró para que el Once Caldas alzara la última Copa Interamericana y regresó a México para enrolarse con Puebla y posteriormente Pumas.

Al volver tuvo la misma humildad que la de un joven debutante y nunca se le escuchó una sola excusa que intentara justificar su fugaz paso por la península Ibérica. Pudo haberse instalado en algún otro equipo de la liga mexicana, pero su espíritu aventurero se impuso a cualquier comodidad por lo que decidió enrolarse en un equipo de Turquía. En aquel país lejos de su idioma, su gente y cualquier costumbre que semejara a su natal Monterrey, de Nigris soltó pocas lágrimas y metió muchos goles. Durante varias jornadas llegó a pelear la tabla de goleo de la liga turca y fue llamado por segunda vez a la selección nacional donde todos soñábamos con verlo repetir un gol de bolea como el que le anotó a Brasil. Después vino el Larisa, equipo griego que desde hoy será más conocido en México que el Panantinaikos o el AEK de Atenas.

El fichaje en ese equipo no provocó sorpresa alguna; acostumbrados como estábamos a los cambios radicales del regiomontano, a nadie le extrañó que hubiera cruzado esa nueva frontera. Allá, pensábamos muchos, quizá encuentre la temporada de oro que por fin encumbre su carrera. Esa temporada no habría de llegar nunca. Pero el recuerdo de Antonio de Nigris, ese quedará por siempre.

PD: Antes que él se fueron Marc Vivien Foe de Camerún, en la Copa Confederaciones de 2003. En el 2004 vino el turno del húngaro Feher en el estadio del Benfica y de Serginho del Sao Caetano. En el 2007 fue Puerta del Sevilla y hace apenas 3 meses el capitán del Espanyol de Barcelona, Dani Jarque, quien murió en circunstancias muy similares a las de Antonio de Nigris. Ojalá que este sea el último de la lista. Dios, que parece estar formando un equipo de lujo allá arriba, todavía puede esperar.